Inicio Crónica

Crónica

Los (c)olores de la plaza

¿Alguna vez has explorado un lugar por medio de sus aromas y olores? Déjate llevar en este recorrido sensorial que hace la joven Susana Arias en la Plaza de Mercado de La América, ciudad de Medellín. Porque los lugares pueden ser tan grandes o tan pequeños como la imaginación lo permita.

Manos solidarias en tiempos de pandemia

En momentos de pandemia donde la incertidumbre está a flor de piel, la solidaridad hace carrera en un mundo que demanda cuidado y ayuda de todos. Esta fue la motivación para los socios de la cadena de supermercados Merca Reyes, con sede en la Comuna 13, quienes se enfocaron en donar mercados a un grupo de familias vulnerables de la zona.

La imagen de Pablo Escobar se toma los corredores de la Comuna 13

En tiempos de virus y epidemias mundiales, econtramos que uno nuevo se apodera de las calles de la Comuna 13. Actualmente se ha visto cómo algunos vendedores alrededor de las escaleras eléctricas y el grafitti tour comercializan camisetas, gorras, vasos y llaveros con estampados de Pablo Escobar. Esta moda, que más bien resurge -porque no es nada nueva- nos entristece y por eso en Lluvia de Orión les traemos esta mini crónica narrada por una de nuestras periodistas, quien decidió escribir sobre esta experiencia que vivió el pasado 13 de marzo.

Dos hermanos, una luz de esperanza

Valeria y Juan José Montoya Restrepo son dos hermanos de 17 y 16 años. Su infancia estuvo marcada por las carencias y en un tiempo sus padres fueron microtraficantes de drogas. Sin embargo, no quieren repetir los mismos pasos y, refugiados en procesos culturales y educativos, día tras día intentan hacer realidad sus sueños en los callejones de la Comuna 13.

Dos esposas y un hombre singular

Conozca la historia de Javier, o Fernando Giraldo, un hombre con dos esposas, una exesposa y cuatro hijos. Un tipo singular que desea llegar a los 300 años para tener más hijos y seguir disfrutando de las «viejas». El gran testigo de su vida es el barrio Guayaquil, Medellín, donde es comerciante hace más de 40 años.

El Faro que guía la dignidad

Cuando se menciona a El Faro varios se quedan pensando… ¿es un barrio? Sí, con más de 380 familias, ubicado en la Comuna 8 de Medellín. Un barrio sin agua potable, aunque tenga un tanque de agua incrustado en sus laderas, un barrio que pese a las dificultades se levanta en dignidad y resistencia como lo expresan las letras de rap de sus jóvenes y el grafiti que da la bienvenida a un territorio lleno de tradición campesina, cultura y liderazgo social.

El increíble escape de Aída Merlano

Cuando Aída Merlano sea abuela, tendrá muchas historias para contarles a sus nietos. Como la vez que se fugó de la cárcel El Buen Pastor de Bogotá, escapándose por la ventana de un consultorio odontológico del centro de la ciudad, a donde llegó para recibir un tratamiento dental que en sí mismo era una excusa para fugarse.

Silencio entre las ballenas

En esta crónica se cuenta la historia de Mirta, una mujer que hizo un viaje de fin de semana a Buenaventura para conocer las ballenas que por este tiempo visitan sus costas, pero terminó frustrada y abusada por un hombre negro que se coló en su habitación.

Ella es feliz regresando a la cárcel

Tras pagar una condena de diez años Susana recuperó la libertad, pero una vez afuera encontró que la sociedad ya no tenía un espacio para ella, por eso regresó a hacer trabajo social y espiritual en la misma jaula donde por años estuvo recluido su canto.

Diego y la magia del chocolate

Esta es la fascinante historia de Diego, un hombre que fue soldado paramilitar en las comunas de Medellín y ahora es un chef vegano que también hace chocolates. Su empresa se llama Redención. En tiempos de incertidumbre por el futuro de los desmovilizados de las FARC, este relato nos convence de la importancia de creer en los proyectos de reincorporación.

Urbanismo Social en Medellín: Quince años después el «milagro»

Más de quince años después de que los alcaldes Luis Pérez Gutiérrez y Sergio Fajardo iniciaran el proyecto de urbanismo social en Medellín, los efectos de estas políticas urbanas son, como mínimo, mixtos. Aunque hoy en día la planificación urbana social sigue despertando cierto entusiasmo en los barrios que están al centro de estos programas, cada vez aumentan las voces que expresan desilusión por ciertos impactos de algunos proyectos emblemáticos. Cada vez más críticos cuestionan los objetivos reales de estas obras urbanas más allá del marketing urbano, presentando a Medellín como una ciudad maquillada, disfrazada o simplemente relegada.