Fajardo reconoce error de irse a ver ballenas

El candidato a las elecciones presidenciales del 2022 vuelve a la figura de los cetáceos que tanto han afectado su imagen política.

Imagen tomada de la campaña de Sergio Fajardo.

Irse a ver ballenas al Pacífico colombiano en junio de 2018 mientras el país estaba en vilo por la segunda vuelta a las elecciones presidenciales, donde ganó Duque, ha tenido un alto costo para la imagen de Sergio Fajardo.

Tanto es así, que en sus redes sociales a menudo le enrostran el tema de las ballenas para cualquier tema en el que Fajardo intervenga o se abstenga de intervenir, o las dos cosas al mismo tiempo.

Las ballenas se han convertido, sino duda, en un animal asociado a la frialdad o indiferencia política de Fajardo en momentos coyunturales, así como las ratas son una figura emblemática del Congreso de la República y los elefantes se volvieron la terrible sombra del expresidente Daniel Samper Pizano debido a los apoyos del narcotráfico a su campaña, investigados en el famoso proceso 8.000.

Fajardo siente que la alusión a las ballenas, aún tres años después de la contienda presidencial, es un ataque contra su figura. Y por eso quiso encarar el asunto y realizar un video donde explica por qué se fue a ver a los cetáceos mientras el país estaba eligiendo entre dos modelos políticos: uno de izquierda-progresista y el otro de ultra-derecha-tradicional.

Así lo dice Fajardo en la presentación de su video: «Las ballenas: el ataque más recurrente desde las elecciones de 2018. Un tema estético que se volvió de fondo. Esta «autoentrevista» es sobre todo para los que votaron por nuestra opción. Les debía esta reflexión. Ir a ver ballenas en ese momento fue un error».

Ver video: HTTPS://FB.WATCH/63BNHIAN5J/

En la autoentrevista, al estilo de Iván Duque, Fajardo se reafirma en que no estaba interesado en apoyar a ningún proyecto político que no fuera su propia candidatura, y por eso dio la espalda al asunto y se fue a ver ballenas «lejos del mundanal ruido», como él lo escribió textualmente, aludiendo a las presiones de la opinión pública para que tomara partido en aquel momento coyuntural.

Con aquel tuit, publicado el 8 de junio de 2018, Fajardo selló su fama de tibio, esa que venía ganándose desde el inicio de la campaña por la falta de posición concreta en álgidos temas de país, como el fracking, la privatización de empresas públicas, el desmonte del paramilitarismo, la lucha contra la corrupción o la renta básica universal.

Se infringió tanto daño a sí mismo con ese tuit, que hoy en día el mismo Fajardo sintió que debía volver al tema de las ballenas y admitir su error, en un acto de contrición que busca mejorar su alicaída imagen política.

Es que Fajardo sigue en campaña por las elecciones de 2022, pero aún no despega en las encuestas. Lejos está ese mayo de 2018 en que sacó 4.602.916 votos en la anterior contienda presidencial.

Como en todo, su video encontró opiniones divididas. Algunos de sus seguidores reconocieron la «coherencia, humildad, gallardía y sencillez» expresada en el video, mientras que otros volvieron a las críticas mordaces y lapidarias, como las siguientes:

«No es estético, es político. Mientras el país debía afrontar la llegada de Duque al poder (entre otras apoyado por su campaña de voto en blanco) usted decidió ir a ver ballenas. Desde su comodidad, desinterés y apatía. Demostró que su proyecto es personal y que estaba detrás de ganar nada más. Como político es que luego de satanizar la movilización antes de que se diera y los primeros días, ahora intenté reforzar su campaña acuñando posturas que incluso había condenado». William Aguilera.

«Vayan a Nuqui a ver Ballenas y uno de los lugares más lindos del mundo, pero también pobreza, abandono estatal e injusticia social. Es un gran problema que una persona con aspiraciones tan grandes, no vea todas las problemáticas que hay en un lugar así. Que una persona que pretende gobernar este país vaya al Chocó, vea todas las problemáticas que hay allá y de lo único que hable sea de la naturaleza privilegiada por la que no hacemos nada bueno, demuestra que no tiene visión del país en el que vivimos y sus problemas. O sea, más de lo mismo. Otro tipo que quiere ser presidente porque su ego se lo pide». Ma Yu.

«Cada vez que paso a ver sus publicaciones me encanta que son más y más los «me divierte» que los «me gusta» no solo Duque ahora usted se autoentrevista, pero claro hay que dejar ver por qué corriente política es que va la vaina jajajjajajajajaja

En el 2022 usted puede ir a ver ballenas y ojala esta vez tenga palabra y se retire de la Política. Amigos Tibios recapaciten lean indaguen y pierdan el miedo a todo eso mitos del Uribismo y esos partidos que buscan darle votos a personajes como el «Profe» solo para que vuelva a ganar el que diga Uribe, porque ganarle a 7 partidos amangualados es jodido». Alexander Gonzalez.

Cabe entonces preguntarse: ¿estos actos de contrición servirán para mejorar la imagen de Sergio Fajardo con miras a las elecciones del 2022? Ya lo veremos.