¿Es cierto el supuesto plan para atentar contra el presidente Duque?

Burlas y críticas ha generado el reciente anuncio de funcionarios del gobierno colombiano de Iván Duque sobre un supuesto plan para asesinarlo, donde participarían agentes rusos e israelíes.

Este sábado 26 de septiembre fuentes no identificadas del gobierno nacional le informaron a los medios hegemónicos de información, como Caracol, RCN y W Radio, que los organismos de inteligencia nacionales habían logrado frustrar un plan para atentar contra la vida del presidente Iván Duque.

Lo rocambolesco de esta información, es que en el plan participarían supuestos agentes rusos e israelíes, algo que no ha sido tomado muy en serio entre la población colombiana, a juzgar por las opiniones en las redes sociales, donde se ha pasado del escepticismo a la ridiculización de la noticia.

Aunque las no identificadas fuentes que le suministraron la información a los medios tradicionales colombianos argumentan que fueron organismos de seguridad de Estados Unidos y de Europa fueron los que revelaron la existencia de dicho plan, dicha información es difícil de corroborar, pues no revela las fuentes exactas y tampoco los móviles, pues el presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, no tiene enemigos a nivel internacional, y el país no tiene ninguna amenaza de conflicto con un país extranjero.

Por eso algunas personas que opinan en las redes sociales se preguntan si acaso dicho supuesto atentado no será más bien un bulo para buscar generar solidaridad con el mandatario, quien cuenta con una baja popularidad en un país en el que se viene incrementando el abuso de la Fuerza Pública contra la población desarmada.

Precisamente en el último mes han aumentado las protestas por los asesinatos de civiles en los que vienen incurriendo repetidamente los agentes de la Policía y el Ejército. Algo que se suma al dramático incremento de asesinatos de líderes sociales durante el gobierno Duque.

El gobierno también ha estado sumido en otros importantes escándalos, como el recibir apoyo electoral de narcotraficantes como el Ñeñe Hernádez, no escatimar esfuerzos para hacer trizas el difícil Acuerdo de la Paz que logró el mandatario anterior, Juan Manuel Santos, y librar una agresiva campaña de desprestigio contra las instituciones de justicia, entre ellas la Corte Suprema, por la orden de detención domiciliaria que se ordenó contra el expresidente Álvaro Uribe, mentor del presidente Duque, por soborno y manipulación de testigos.