Medellín abre su economía

Tras cinco meses de encierro forzoso causado por la pandemia del covid-19, el alcalde Quintero anuncia una reapertura gradual de la economía y el restablecimiento de algunas libertades para los ciudadanos. Se suspende el Pico y cédula a partir del 31 de agosto y la mayoría de actividades autorizadas podrán realizarse a partir de la segunda semana de septiembre.

El alcalde de Medellín, Daniel Quintero, en rueda de prensa anunciando la reapertura económica. Cortesía.

Por: Lluvia de Orión

 

Después de un trino publicado el 23 de agosto, donde decía «ha sido suficiente, ha llegado la hora de reabrir la economía», el alcalde Daniel Quintero adelantó las gestiones necesarias para dar apertura a nuevos sectores económicos en Medellín y el Valle de Aburrá.

En un evento realizado este lunes 24 de agosto, en conjunto con los alcaldes de Caldas, La Estrella, Sabaneta, Itagüí, Envigado, Bello, Copacabana, Girardota y Barbosa, se firmó el Pacto por la Reactivación Económica Metropolitana, ya que la medida debió concertarse entre los dirigente de la región metropolitana.

La responsabilidad de evitar el contagio del covid-19 estará, cada vez más, en poder de la conciencia ciudadana.

La medida es posible gracias a que la ciudad disminuyó su nivel de alerta en ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Finalizando agosto pasó de Naranja a Amarilla, con el 71,9% de las 903 camas de UCI ocupadas (solo 298 son ocupadas por pacientes contagiados por covid-19).

La situación a nivel de Antioquia es similar, con un porcentaje de ocupación de 72,38% (solo para pacientes con coranavirus).

 

Se suspende el Pico y cédula

Quizá una de los anuncios más esperados por el ciudadano de a pie es la suspensión del Pico y cédula, la medida que restringía la movilidad a solo un día de la semana, según el último dígito de la cédula. Dicha suspensión regirá a partir del lunes 31 de agosto y se espera pueda prolongarse hasta el mes de diciembre, pero todo dependerá de los posibles rebrotes de contagios que puedan presentarse.

Gracias la suspensión del Pico y cédula, las personas podrán salir cualquier día de la semana a realizar compras o hacer sus trámites personales en notarías y entidades municipales.

El alcalde Quintero confirmó que el Gobierno Nacional ya aprobó el piloto de restaurantes que fue enviado en julio y ratificado a inicios de agosto. A esto se suma la solicitud que se le realizó al Gobierno Nacional para que permitiera el regreso del fútbol profesional al estadio Atanasio Girardot y la oficialización del cronograma de apertura para el resto de sectores.

 

Lista de los sectores que abrirán gradualmente hasta diciembre de 2020

  • Transporte aéreo nacional: aprobado.
  • Transporte intermunicipal: aprobado para 11 municipios de Antioquia, en la región del suroeste, durante el desarrollo de la cosecha cafetera. También se radicó ante el Ministerio del Interior la solicitud por parte de los alcaldes del departamento para continuar con el proceso de forma ampliada.
  • Gimnasios: primera semana de septiembre.
  • Teatros al aire libre: segunda semana de septiembre.
  • Plaza Mayor: segunda semana de septiembre.
  • Cultos e iglesias: segunda semana de septiembre.
  • Moteles: segunda semana de septiembre.
  • Escenarios deportivos: segunda semana de septiembre.
  • Parque Arví, Cerro Nutibara y Cerro El Volador: segunda semana de septiembre.
  • Industria del entretenimiento (cines, teatros y relacionados): tercera semana de septiembre
  • Casinos y juegos de azar: tercera semana de septiembre.
  • Parque norte: tercera semana de septiembre.
  • Coliseos: primera semana de octubre.
  • Aeroparque Juan Pablo II: tercera semana de noviembre.
  • Discotecas: tercera semana de noviembre.
  • Centro de Espectáculos La Macarena y eventos: primera semana de diciembre.

Dependerá entonces de los ciudadanos mantener los protocolos de prevención y autocuidado, usando el tapabocas personal, desinfectando superficies, lavándose constantemente las manos, evitando aglomeraciones como fiestas y reuniones innecesarias, para que un rebrote del virus no vaya a generar un nuevo cierre de las actividades económicas y una disminución de las libertades individuales.