Inicio Ambiental Los perros: una amenaza para las especies silvestres

Los perros: una amenaza para las especies silvestres

Cada vez más expertos y organismos ambientales llaman la atención sobre el creciente peligro que representan los animales domésticos para la fauna silvestre. Especialmente los gatos y los perros. En Antioquia Cornare pide estar más pendiente de los caninos de las fincas y que se mueven por las zonas rurales.

Se estima que en todo el mundo hay unos mil millones de perros domésticos. Se ignora la cantidad de perros salvajes.

Por: Lluvia de Orión

Durante miles de años los perros se ganaron el prestigio de ser los mejores amigos del hombre. Pero ahora se están ganando la mala fama de ser una amenaza para la vida de las especies silvestres alrededor del planeta.

Después de los gatos y las ratas, los perros se convirtieron en los terceros peores depredadores introducidos por los humanos. Y la ciencia calcula que habrían contribuido  a la extinción de casi una docena de especies animales.

Actualmente hay casi 200 especies en todo el mundo amenazadas por los perros, algunas de las cuales están en peligro crítico. Casi la mitad de estas especies son mamíferos, 78 son aves, 22 son reptiles y tres son anfibios.

Como ejemplo, un estudio realizado en 2019 determinó que muchos propietarios de perros les dan libertad para que se muevan con libertad entre la naturaleza, lo que implica depredación y hostigamiento contra otras especies de mamíferos, como los ciervos y antílopes.

«Es muy preocupante. A medida que aumente la población humana, también aumentará la cantidad de perros, y el problema podría empeorar», declaró entonces Piero Genovesi, jefe de la unidad especializada en especies invasoras del organismo de conservación UICN de Chile.

Las regiones del mundo más atectadas por esta problemática son algunas partes de Asia, América Central y del Sur, el Caribe y algunas partes de Oceanía, según un estudio publicado en Biological Conservation.

 

Algunos casos en Antioquia

El venado atacado en La Ceja fue atendido rápidamente por el equipo de fauna silvestre de Cornare.

En la tarde del pasado domingo 28 de junio, funcionarios de la Corporación Autónoma Regional de las Cuentas de los Ríos Negro y Nare, Cornare, recibieron una llamada telefónica en la que una ciudadana informaba sobre un venado herido en su finca, en zona rural del municipio de La Ceja.

Los trabajadores lo encontraron herido en uno de sus potreros, atacado por los perros del lugar y lo llevaron a un establo hasta donde llegó el equipo de fauna silvestre de la entidad con todos los elementos para la atención del animal.

«Fue un procedimiento complejo, pues los venados requieren un manejo especial para evitar el estrés que puede ser mortal en ellos. El proceso requirió sedarlo para poder valorarlo, tratarle las heridas y medicarlo», explicó David Echeverri López, Coordinador del Grupo Bosques y Biodiversidad de Cornare.

Y es que este ataque pudo haber sido peor para el animal, pues los venados son propensos a sufrir miopatía por captura, es decir, que «si al momento del manejo el individuo se estresa mucho se puede generar daño de las fibras musculares afectando múltiples órganos, entre ellos el corazón» dice Cristina Buitrago, Veterinaria de Cornare.

Afortunadamente mejoró la suerte para el venado. Los profesionales identificaron que aunque presentaba varias heridas en sus extremidades ocasionadas por los perros, se podía proceder a aplicar el protocolo de atención en sitio. «Posteriormente, se llevó a una finca cerca de una zona de reserva entre El Retiro y La Ceja en donde quedó en valoración médica hasta el otro día, y después de observar buena evolución procedimos a liberarlo, ya que tenemos registro de que en este lugar hay presencia de otros venados de la misma especie», puntualizó Echeverri López.

El caso se suma a otros ataques de perros ese mismo fin de semana. El primero de ellos a un armadillo que llegó muerto al Hogar de Paso de Cornare desde el municipio de Marinilla, y el rescate de dos zarigüeyas bebés cuya mamá fue atacada por un canino en Guarne. Solo estas dos últimas lograron sobrevivir y ya se encuentran en recuperación.

En lo que va del 2020, 21 zarigüeyas han ingresado al Hogar de Paso de Cornare atacadas por perros o gatos, de las cuales 10 han muerto y 11 han sido recuperadas y liberadas.

Además, cinco barranqueros, dos de ellos llegaron muertos; una guacharaca y una gallina ciega que están en recuperación, y un perezoso, un zorro y un sapo que también fallecieron. Dos tortugas morrocoy, de las cuales una murió; dos armadillos, uno muerto, y por fortuna una serpiente y un venado liberados.

Ante este preocupante panorama, Cornare hace un llamado a la comunidad y a los dueños de perros y gatos, para que vigilen y controlen todo el tiempo a sus mascotas, y así evitar que ataquen a la fauna silvestre local.

 

Mil millones de perros

Se estima que en todo el mundo hay mil millones de perros domésticos. Sus condiciones varían entre los que son salvajes y tienen libertad total de movimientos hasta los que son completamente dependientes de los humanos.

No se sabe con exactitud cuántos perros salvajes y con total libertad hay, pero los conservacionistas aseguran que su número está aumentando. De hecho, los ambientalistas advierten del riesgo que representa para la fauna silvestre de todo el planeta el incremento de la población de perros salvajes.