Comunidades étnicas son incluidas en la gestión ambiental de Antioquia

Con la actual formulación del Plan de Gestión Ambiental Regional (PGAR) 2020 – 2031 que actualmente lidera Corantioquia, se logrará un avance único el país: incluir un capítulo específico de trabajo articulado con las comunidades étnicas.

Imagen: Organización Indígena de Antioquia.

Por: Lluvia de Orión

 

La Corporación Autónoma Regional de Antioquia, Corantioquia, acaba de formular el Plan de Gestión Ambiental Regional (PGAR) 2020 – 2031, un instrumento que traza la ruta de acción en materia ambiental para los próximos 12 años en la jurisdicción de Corantioquia.

Y una de sus mayores novedades tiene que ver con la incorporación de un capítulo específico de trabajo articulado con las comunidades étnicas.

En jurisdicción de la entidad existen 80 consejos comunitarios de afrodescendientes y 62 comunidades indígenas, de los pueblos Emberá Chamí, Emberá Eyabida, Senú y Nutabe.

Y este capítulo étnico garantiza la participación de estas comunidades en cuatro líneas de acción: ecosistémica, crecimiento económico, calidad de vida y bienestar social, y gobernanza.

El hecho es resultado del proceso participativo que lideró la Corporación para garantizar que las 80 comunidades reportadas por los líderes afrodescendientes, al igual que las 62 comunidades indígenas que habitan en el territorio, quedaran incluidas como una población que merece un trabajo con enfoque diferencial, desde el reconocimiento de su contexto en aspectos geográficos, sociales, económicos y culturales.

En esa medida, por primera vez en el país se incorporará un capítulo étnico a un instrumento de planificación ambiental regional.

Lo que constituye un reconocimiento a la diversidad étnica y un avance importante para que estas comunidades participen efectivamente en la toma de decisiones y la construcción de su propio desarrollo, tal como lo establece la Constitución Política de Colombia.

Según Juvenal Arrieta,  líder de la Organización Indígena de Antioquia, «la idea de construir un capítulo étnico surgió de la reunión entre indígenas y afro, para buscar un mecanismo conjunto de participación en la gestión ambiental en la corporación. Nosotros queremos estar en la discusión alta de la gestión ambiental y no estar por allá de manera residual».

Juvenal afirma que esta incorporación a la gestión ambiental en Antioquia termina siendo también un acto de justicia, ya que los pueblos étnicos del departamento son una mayoría en materia de biodiversidad, pero hasta ahora se les ha tratado como una minoría.