Amenazan al personero que denunció reclutamiento y bombardeo a menores

Herner Carreño, personero de Puerto Rico, Caquetá, había denunciado reclutamiento de los menores que murieron en bombardeo. Según él, ni la Fiscalía ni las Fuerzas Militares escucharon sus alertas. Además, denuncia que ni “el alcalde del municipio ni el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar asistían a reuniones para tratar tema de reclutamiento”.

Las dos Orillas

Por: Redacción Lluvia de Orión

“Estoy sumamente preocupado por la vida y seguridad del personero Herner Carreño”, expresó Alberto Brunori, representante de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Colombia. 

“Me he reunido con Herner Carreño, personero de Puerto Rico, Caquetá. Un hombre valiente, defensor de los derechos humanos, que públicamente se atrevió a denunciar el reclutamiento forzado de niños y niñas, y a cuestionar el bombardeo de un presunto campamento de hombres armados en Caquetá”, con estas palabras manifestó el delegado de la ONU su preocupación por la vida del funcionario. 

La voz de Herner Carreño, representante del Ministerio Público en el municipio de Puerto Rico, se conoció luego de que el exministro de defensa, Guillermo Botero, fuera motivo de un debate de moción de censura por los resultados de las Fuerzas Militares durante su gestión. Los medios recurrieron a Carreño luego de que el senador Roy Barreras denunciara unos hechos desconocidos hasta ahora por la opinión pública: la muerte de ocho menores durante un bombardeo del Ejército ocurrido el 29 de agosto en San Vicente del Caguán.

Aunque Roy Barreras denunció en el debate contra el ministro la muerte de siete menores, Medicina Legal aclaró la cifra oficial de muertos: «Hasta ahora se han identificado 15 cuerpos, de los cuales ocho eran menores de edad y siete adultos, mientras que dos más permanecen sin identificar»

Ya había denunciado reclutamientos

Según Carreño, tres de los ocho menores asesinados fueron reclutados en su municipio. Él mismo había denunciado, antes y después del bombardeo, la presencia de menores en los campamentos. 

Este funcionario alertó a la Fiscalía, las Fuerzas Militares y durante los consejos de seguridad en los que participó como representante del Ministerio Público. Las menores de su municipio que murieron en el hecho fueron: Diana Medina, de 16 años; Luz Ángela Pérez Bonilla, de 13 años; y Luz Mar Jaramillo, de 17 años. A pesar de que Carreño puso en conocimiento de las autoridades el reclutamiento de las menores ninguna entidad hizo algo al respecto. “La respuesta fue nula tanto de la Fuerza Pública como Fiscalía”, manifestó. 

El funcionario conoció de la situación de las tres menores luego de que los padres se acercaran a su oficina a pedir orientación jurídica por el reclutamiento de sus hijas. Carreño también ha dicho que en su momento llegó a exigirle a las autoridades la realización de programas para prevenir el reclutamiento, pero, según él, ni el alcalde ni el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar asistieron a las reuniones. 

Amenazas

El personero también ha denunciado amenazas. Incluso ha dicho que en caso de que la Unidad Nacional de Protección (UNP) no le brinde seguridad, renunciará al cargo. Fue a raíz de ello que Alberto Brunori, representante de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Colombia, emitió un comunicado oficial pidiendo al Gobierno que le brinde garantías al funcionario. “La Oficina de la Alta Comisionada en Colombia ha registrado 2 homicidios de personeros desde 2017, uno de estos casos fue el del predecesor de Herner Carreño, quien fue asesinado en 2017”