Biodiverciudades, más preguntas que respuestas

El término biodiverciudad reaparece en el Gobierno Nacional durante el Taller Construyendo País en Barranquilla, el cual pretende fomentar la protección de los ecosistemas en la región. Sin embargo, el concepto no aparece en el Plan de Gobierno del presidente y la información alrededor del tema es difusa y sin proyección.

Por: Mariana Álvarez

Ilustración: Mariana Betancur

 

El presidente Iván Duque anunció la creación del proyecto Barranquilla: Biodiverciudad – Parque Nacional Natural Isla Salamanca, durante el Taller Construyendo País realizado en esa ciudad el sábado 14 de septiembre.

La Arenosa será denominada como la primera biodiverciudad del país, con la integración de los pescadores y los habitantes de la región, la creación de programas para la protección de reptiles y avistamiento de aves, el desarrollo del ecoturismo y la promoción de una cultura ecológica, gracias a la articulación de las dinámicas de la ciudad con el Parque Isla Salamanca.

Lo anterior según el boletín de prensa difundido por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, donde se asegura que el Programa Nacional de Biodiverciudades «garantizará la conectividad entre lo urbano y lo rural con la finalidad de conservar el patrimonio natural e involucrar a la ciudadanía en su protección».

No obstante, esta es la única información que hasta el momento ha suministrado dicho Ministerio.

Al encontrar llamativo el término «Biodiverciudades», en Lluvia de Orión nos dimos la tarea de indagar más al respecto: ¿En qué consiste? ¿Cómo se lleva a cabo? ¿Cuáles son las rutas o procedimientos a seguir para los municipios que quieran convertirse en Biodiverciudades?

El presidente mencionó que el término biodiverciudades será anunciado oficialmente en la Asamblea del Banco Interamericano de Desarrollo del próximo año, por lo que se espera desde ya se adelanten algunos procesos que contribuyan a la protección de la reserva y a la apropiación de la ciudadanía por su territorio. Pero, ¿cuáles procesos?, aún nos preguntamos en Lluvia de Orión.

La palabra biodiverciudad no es novedad en el discurso de Duque. Este término fue mencionado desde su campaña presidencial en junio del 2018, donde aseguró en una de sus visitas a la Amazonía colombiana sus anhelos de convertir a Leticia en una biodiverciudad, es decir, en un centro de investigación y formación para el desarrollo de la región. A pesar de eso, el concepto no aparece en sus propuestas ni en las Bases del Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022. 

También, anunció la inversión en la infraestructura vial y la implementación de programas sociales en vivienda a través del programa. Además de derrotar la deforestación y proteger la flora y fauna del Amazonas, una cuestión que está por verse, porque la meta de deforestación cero planteada por su Gobierno aún no se cumple.

La región de la Amazonía colombiana sigue siendo la más deforestada del país con un 75,5% en 2018.

Lo cierto es que, por el momento, biodiverciudad no es más que una palabra espectacular creada por el actual gobierno, pero sin muchas explicaciones ya que aún no está en documentos que puedan ser consultados (al menos en la web), y aunque en Lluvia de Orión contactamos al área de Comunicaciones del Ministerio de Ambiente para ampliar la información, aún no lo logramos por misteriosos procesos internos.

Por ahora el concepto está más lleno de preguntas que de respuestas.