Protesta afuera de la biblioteca

C

Mi hermano Julio fue asesinado la noche del 28 de enero de 1998. Conducía un taxi. Y fue abaleado en el barrio Robledo Aures, un peligroso sector de la ciudad. Dicen que fue por robarle el auto que manejaba. Él era mi mejor amigo. Y me dejó solo. Una semana antes me había peleado con mis viejos parceros del vecindario, y decidí iniciar un camino de soledad. Iba a la biblioteca porque no tenía otro lugar a dónde ir. Tenía quince años, y tras finalizar las tareas escolares me quedaba en la sala infantil de cuentos hasta las 6:00 de la tarde, que era la hora de cerrar.

Con el pasar de los meses conocí nuevos amigos en el escritorio de John Dairo: un grupo de adolescentes que siempre estaban juntos. Tenían un club juvenil adscrito a la biblioteca y me invitaron a hacer parte. También me incluyeron en sus planes de los viernes en la noche, de los sábados y los domingos. Salíamos a comer helado, a ver una película en casa de alguno y a caminar al campo los días festivos.

La biblioteca era siempre nuestro lugar de encuentro. Allí, gracias a los talleres literarios de los martes en la noche, conocí las letras de Vargas Llosa, Cortázar, Whitman, Benedetti, Onetti, Borges, Ball, Kafka y muchos otros escritores. Aprendí a escribir poemas, crónicas y cuentos, y publiqué por primera vez en un libro sin fama llamado Raíz de cinco. Fue mi primera oportunidad como escritor.

3 comments

  1. Would love to incessantly get updated great site ! .

    Comentario by Italy Tour Packages on 16 abril, 2011 at 1:52 pm

  2. Great Article, Thanks PMS

    Comentario by PMS on 17 abril, 2011 at 3:07 pm

  3. Your writing earned me a fortune. Thanks.

    Comentario by domestic cleaning services london on 18 abril, 2011 at 12:02 pm

Allowed tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>