La mujer maleta

Esta mujer, la mujer maleta, apareció en el Parque Lleras de Medellín la noche del sábado 6 de abril de 2019 y desconcertó a los transeúntes. Su maquillaje deforme y su desplazamiento cuadrúpedo, robótico y lento, le daban un aspecto entre cómico y siniestro. De esta manera la artista Ana Milena Restrepo quería llamar la atención sobre la problemática del turismo sexual en Medellín.

0
136

Por: Carlos Emilio Isaza Velásquez

El parque Lleras de El Poblado ha sido, por tradición, un sitio de fiesta y turismo, rodeado de discotecas, bares, restaurantes y hoteles. En un breve recorrido pueden oírse idiomas diferentes al español y verse múltiples transacciones en busca de diversión.

Esta diversión, incluye, por desgracia, el comercio sexual. Cuando se trata de menores de edad, se convierte en un delito denominado explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes. Para nadie es un secreto que Medellín se ha vuelto un destino para este grotesco tipo de “turismo”, sin embargo, tendemos a hacernos los de la vista gorda, tal vez por nuestro deseo de mantener una buena imagen, ser La tacita de plata, la más innovadora, en vez de El burdel más grande de Latinoamérica.

Este sábado 6 de abril, una figura extraña, monstruosa, recorrió el parque Lleras y sus alrededores, metiéndose, sin permiso, a varios establecimientos comerciales. Se trataba de una mujer semidesnuda dentro de una maleta, de la cual salían la cabeza, los brazos y las piernas. Su cara maquillada de manera exagerada y en su boca una manzana, que empleaba para tentar a los hombres a morder. Sus manos, apoyadas en unos tacones rojos, escribían pequeñas notas en inglés, preguntando si compraban, mientras mostraba una de las tapas de la maleta, donde aparecía un letrero, también en inglés: “A la venta”. Su desplazamiento cuadrúpedo, robótico y lento, daba lugar a muchas preguntas y expresiones de sorpresa e incomodidad.

El performance que acabo de describir, llamado Cuerpo Maleta, es el primero de una serie de acciones callejeras con las que Ana Milena Restrepo pretende señalar las formas en que el cuerpo de la mujer se convierte en valor de cambio, en nuestra ciudad. La serie NUEVAMENTE ANÓNIMAS busca incomodar nuestra actitud displicente frente a estas monstruosidades, ante las cuales, culturalmente, hemos desarrollado una especie de acostumbramiento, de naturalización.

Una idea de ello la encontramos en las preguntas más frecuentes ante el performance: “¿eso es una publicidad de la discoteca?”. El público de Medellín, tan variopinto e internacional como lo hay en El Poblado, se ha acostumbrado tanto a las rarezas y monstruosidades, que llega a pensar en publicidad, ante el acto de ponerse en venta por las calles. La pregunta del extranjero, mucho más directa, how much? (¿a cómo?), nos hace pensar en lo mismo, mientras que la maleta humana daba vueltas en círculo, ofrecía la manzana ya mordida por otros transeúntes y mostraba su letrero: for sale.

Pero fue otra pregunta, completamente inesperada, la que más impacto generaba. La hacía un hombre, a mi juicio, venezolano, que trabajaba en uno de los restaurantes a los que ingresó la mujer maleta:

–¿Esto es una tradición de su país?

Yo no encontraba una respuesta sencilla; mi mente decía que tal vez sí, que, tristemente, tal vez lo sea. Pero sabía que esta respuesta no le ayudaría a aclarar nada a mi interlocutor, así que la modifiqué un poco: no, no es una tradición, es una acción artística para desvelar una triste costumbre, una triste tradición, la de vender a las niñas y mujeres al mejor postor, al extranjero, ¡al “mejor partido”…! El hombre hizo un gesto de comprenderlo todo, exhaló un suspiro y dijo:

–Sí, es triste… Nada más, ahorita, había una muchacha ahí parada, esperando quién la llevara…”.

¡Y eso no causa ninguna incomodidad, pensé; se ha vuelto parte del paisaje, y la policía está muy ocupada buscando cervezas destapadas…!

 

***

Adenda 1: Nos gusta que hablen bien de nuestra ciudad, la amamos; pero eso no nos puede hacer olvidar las problemáticas que la afectan, y menos cuando dañan la niñez e involucran a extranjeros, irónicamente, aquellos a quienes queremos mostrarles el lado bonito.

Adenda 2: Informes académicos y periodísticos indican que el parque Lleras sigue siendo uno de los destinos principales para el turismo sexual para extranjeros provenientes principalmente de Brasil, Estados Unidos e Israel.

 

En los siguientes enlaces pueden leerse algunos de esos informes:

http://www.eafit.edu.co/centros/analisis-politico/publicaciones/observatorio/paginas/la–escnna-como-renta-criminal-en-medellin.aspx

http://especiales.semana.com/especiales/medellin-narcoturismo/

https://360radio.com.co/la-prostitucion-se-tomo-parque-lleras/

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here